Un abanico de colores baña las nuevas joyas de oro

anillo

Las nuevas tendencias en el mundo de la joyería no han tardado en manifestarse y ahora podemos disfrutar con unos diseños francamente demoledores.
¿Te imaginas poder ponerte un anillo en material rojo oro? ¿Utilizar un diamante engarzado con oro negro? ¿O quizá con oro azul? Suena bien ¿verdad? Pues esto es lo último de lo último en joyería que está causando furor en el mercado.

Una tendencia en continuo auge

Por supuesto, los joyeros han determinado que en este ámbito existía una necesidad y por eso no han tardado en empezar a perfilar modelos creados con estos materiales.
Por un lado nos encontramos con el rojo oro que está compuesto por un 25% de cobre y un 75% de oro. El oro rosa sigue manteniendo el 75% de oro pero varía el porcentaje de cobre a un 20% y añade un 5% de plata.

oro-color
Por otra parte tenemos un estético oro verde cuyas proporciones son las siguientes: 2% de cadmio, 23% de cobre y 75% de oro.
Por otra parte no se nos puede olvidar el oro azul que es solo un 16% de oro, un 54% de indio y el resto de otras aleaciones preciosas.
Estas son solo algunas opciones pero podemos encontrar muchas más.
Lo primero que tenemos que conocer sobre estas nuevas tendencias es que no se ha descubierto nada nuevo. De hecho, muchos de estos materiales ya se utilizaban hace nada menos que 200-300 años; sin embargo, en el momento de fabricación se han añadido nuevos elementos (como, por ejemplo, el cadmio en el oro verde).
Sin embargo, presentan dos problemas:
• El más destacado es el precio. Como nos podemos imaginar, no van a ser nada baratos. Por mucho que busques a lo largo de las diferentes joyerías te darás cuenta de que el precio no va a descender de los 1000€ (incluso, en alguna ocasiones, es raro verlos bajar de los 2.000€)
• Por otra parte, aunque los expertos que los han fabricado todavía no se han postulado al respecto, se cree que estos elementos llevarán un mantenimiento específico que se ha de realizar con el paso de los años; de lo contrario podría llegar afectar a su estructura perdiendo todo lo que lo hacen especiales.
Una estupenda tendencia que a más de uno nos gustaría seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *