La moda de los “culottes”

Hay un tipo de pantalón que está triunfando en el mundo de la moda en los últimos años. Se trata de los “culottes”, unos pantalones que se caracterizan por tener un aspecto similar al de los pantalones de campana. Todo apunta a que van a ser los pantalones por excelencia de esta temporada, y ninguna de las firmas más potentes del mercado han querido desaprovechar la oportunidad de diseñar sus propios pantalones culottes; Valentino, Dries Van Noten, Victoria Beckham o Stella McCartney son algunas de las firmas que más fuerte han apostado por este pantalón. Aunque realmente, el origen de los culottes habría que aplicárselo a las firmas de moda Chloé y Rachel Comey. Siguiendo el estilo marcado por los pantalones campana, lo cierto es que en lo que llevamos de la presente temporada otoño invierno, no hay ninguna celebritie o bloggers de moda que no haya aparecido con uno de estos culottes. Una prenda que te transporta directamente hasta la adolescencia y que ofrece un estilo desenfadado y muy original, y que a día de hoy ya se le puede comenzar a considerar más como una tendencia. Su éxito ofrece una sensación similar al que experimentaron en su día los pantalones rajados o las mechas californianas en la cabeza. La diseñadora anteriormente mencionada Rachel Comey, ha sido una de las que se ha atribuido directamente el éxito de los culottes, manifestando que se inspiró en los pantalones campana para su creación. De hecho, los pantalones culottes son unas de las prendas de mayor éxito de la firma. Aunque Chloé no duda en también dejar constancia de su granito de arena. De hecho, los presentó cuatro años antes en su colección otoño invierno de 2012, aunque lo cierto es que en ese momento no tuvieron el éxito esperado. Aún así, Chloé nunca ha querido atribuirse el mérito porque consideran que es un retoque de los tradicionales pantalones campana. Y es que aunque ahora disfrutan de un enorme éxito, lo cierto es que a los culottes les costó entrar en el mundo de la moda. Al principio no fueron entendidas como los propios diseñadores hubieran querido, y eran pocas las que se atrevían a lucir esta nueva tendencia. Como muchas otras, los culottes comenzaron a experimentar el éxito una vez los sacaron en sus blogs algunas bloggers de moda y se empezaron a ver por la calle. En ese momento, es cuando una prenda se convierte en la prenda “in” del momento.